Tener una pelota de golf por estómago

A Caritina Goyanes le gusta comer. Necesita reponer diariamente los nutrientes necesarios para la vida. Si no comiese probablemente moriría al cabo de pocas semanas.

Su problema es que como no es como su madre pues no sigue el método ThinKing. Siguió el Dukan y claro, al final pesa más que antes de empezar a seguir la famosa dieta.

Pero Caritina muestra una gran fortaleza mental y por eso ha decidido cambiar de estrategia. La Hipnobanda debe ser una especia de “pegatina virtual” que hará que baje su peso. En su mente por lo visto, su estómago será visualizado del tamaño de una pelota de golf, así que se saciará enseguida. En un par de meses deberá llevar un cinturón de plomo como los submarinistas para que la mas mínima brisa de viento no se la lleve volando a quién sabe dónde. Hay que ser precavido.

Véase aquí la crónica de una heroicidad simpar:

Caritina Goyanes no esconde que le gusta comer y que eso provocó que recuperase los kilos que había perdido gracias a la dieta Dukan. Hace un tiempo la hija de Cari Lapique y Carlos Goyanes contaba lo bien que le estaba yendo con el método del médico francés. Llegó a perder 26 kilos en cinco meses. “Aunque yo he recuperado todos los kilos que perdí siguiendo su método, entono el mea culpa“, explica a GentEstilo de ABC.

Relata que se compró el libro después de tener a su hijo Pedro porque tenía que perder 30 kilos. Asegura que le gustó tanto que contactó con Dukan y fue a visitarlo a París. Todo le fue bien hasta que se saltó la fase de consolidación. “Me pilló en verano y estaba con ganas de salir a comer, a cenar, a tomarme una copa con amigos… y no hice ninguno de esos deberes. ¡El resultado fue que me eché diez kilos al cuerpo! Después de eso, seguí engordando cuatro o cinco kilos al año y tres años más tarde estoy como al principio”, relata y asegura que sus analíticas fueron buenas.

Asegura que le gustaba la dieta Dukan, pero que estaba harta de no salir y de no ver a sus amigos. Caritina explica que ella no es como su madre que puede salir sin comer. “Ella tiene una fuerza de voluntad de la que yo carezco. Sigue el método ThinKing y no para de adelgazar si dejar de salir un solo día”, comenta.

Pero, Caritina no tira la toalla y quiere adelgazar más por cuestión de salud que de estética. “Quiero poder coger en brazos a mis hijos  sin dejarme la espalda”, confiesa. Así que es imagen de un nuevo método donde mediante la hipnosis le van a colocar una banda gástrica virtual en el estómago, que lo reducirá al tamaño de una pelota de golf.

“Podré comer siempre que tenga hambre -no hay restricciones en el número de comidas ni se prohíbe ningún alimento-, pero en cuanto me siente llena, tengo que parar. Y como mi estómago estará tan empequeñecido en mi mente, enseguida me sentiré saciada“, desarrolla y explica que, en la clínica Esbelt+, le han comentado que notará muy pronto el efecto de la Hipnobanda en la báscula.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

http://www.lacosarosa.com/caritina-goyanes-decanta-banda-gastrica-virtual-perder-peso.html

Caritina Goyanes y las pelotas de golf

Anuncios

Acerca de Sr. Bizarro

A strange human being.
Esta entrada fue publicada en Buen rollito, La vida es asín, Sin pies ni cabeza. Eso si. vamos de culo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s